La vida es lo que sucede mientras tú te lamentas

logo blanco cuadradoLa vida está llena de contrastes y noticias que en un momento te iluminan la mirada y al minuto siguiente, tu rostro palidece como si algo o alguien te estuviera oprimiendo el pecho. Hoy es uno de esos días en los que he sentido el contraste de sabores de la vida, los dulces y los amargos.

Y decido compartirlo con vosotros porque últimamente, la mayoría de noticias que nos llegan son de un optimismo nulo y también comienzo a estar algo cansada de tanta negatividad, de tanta queja y como decía mi abuelo_ “el movimiento se demuestra andando”_. Pues allá voy!!

El hecho en sí es que hoy, tras una visita a mi médico, a quien he querido visitar para darle buenas noticias por unos resultados obtenidos, me he encontrado con una persona que me ha comunicado que su hermana y antigua compañera del colegio de monjas, de cuando teníamos 14 añitos, lleva en la UCI seis meses y los médicos hablan de “milagro” como solución a lo que tiene.

Echando un vistazo al pasado, he recordado que hace más de diecinueve años que nos conocemos, hemos jugado juntas y nos hemos ensuciado las rodillas con la tierra humedecida del patio por la lluvia. Los domingos tocaba ir a misa y como niñas que éramos, por aquellos años, todavía conservábamos la inocencia que tiempo después empezaría a diluirse entre la espesura de los estereotipos, las conveniencias y los deberías.

Y como si esto fuera un “deja vu”, he sentido la necesidad de hacer una reflexión que comparto contigo. Si me lo permites, me gustaría darte el comienzo de una frase y te invito a que tú la termines. La frase es esta:

“Si hoy fuera el último día de mi vida…”

No continúes leyendo y siéntelo. Si hoy fuera el último día de mi vida…

Hazme un favor, cierra los ojos, permítete regalarte unos segundos. Date el tiempo necesario para conectar con las sensaciones que te produce esa frase…

A veces vamos tan deprisa por la vida, que no apreciamos lo que la vida nos regala. Las preocupaciones son tantas que terminan por aplastarnos y dejarnos sin aire. Las obligaciones, los compromisos, los debería, los tengo que…

Vivimos en un estado de excitación constante y eso contribuye a que muchas personas no sean capaces de “desconectar”. Y con ello me refiero no a convertirse en un antisocial, sino a ser capaz de darte el tiempo que necesitas para reconectar con tu yo más íntimo, dar permiso a otros pensamientos que dejas encerrados porque no es lo que conviene en ese momento, no está bien visto, no es lo que otros quieren y darte tiempo para escuchar lo que tu corazón te llega a gritar en ciertas ocasiones. Si no lo haces, y ya dependiendo de la resistencia mental y física de cada uno, puede ocurrir que tu cuerpo (razón y emoción) desconecte sin pedirte permiso.

A día de hoy, los estados afectivos negativos han aumentado considerablemente y ello se ve por las visitas al médico. Los estados negativos tienen una gran potencia invitadora, es decir, cuando no reflexionamos sobre lo que nos está diciendo el otro, entramos al trapo. Cada vez más, observo cómo hay personas cuyo nivel de agresividad, intransigencia e incluso una falta de educación y respeto hacia los demás, aumenta.

 Mal de muchos,consuelo de tontos

Si te ponen un trapo rojo, tú tienes el poder de decidir si entras o no. Los comportamientos se contagian, tanto los negativos como los positivos. La diferencia entre elegir uno u otro está en que si las personas decidimos utilizar los estados afectivos positivos, podremos conseguir que otros entren a utilizarlos y conseguir unas relaciones interpersonales más sanas y nutritivas para todos.

DOY GRACIAS A LA VIDA

Si hoy fuera el último día de mi vida, me gustaría sentir que he aprovechado cada momento que la vida me ha regalado, todos, los buenos y aquellos que no me han gustado, que me han herido, porque de todos he aprendido y me han ayudado a ser mejor persona o al menos ser más consciente de quien soy y lo que quiero.

Y pensándolo bien, ¿Para qué esperar al último día de mi vida? Hoy es un buen día para dar gracias a la vida por todo lo que me ha dado, que es tanto!!

GRACIAS!!

Canción: “Gracias a la Vida” – Mercedes Sosa

Lola Lotero (19 Posts)

Formador y Coach Profesional
654.94.62.44
lola.lotero@tuenaccion.es
www.tuenaccion.es



 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: