Victimismo o Responsabilidad

Una de las preguntas que un coach suele formular a su coachee es: ¿Qué quieres que ocurra en esta situación? Dicho con otras palabras, la pregunta es: ¿Cuánta responsabilidad estás dispuesto a asumir?

Responshabilidad es la habilidad de responder a las situaciones o acontecimientos que nos ocurren. Es la capacidad de observar cómo nos posicionamos frente a las cosas que nos ocurren y elegir las acciones desde una libertad esencial.
Ante las cosas que nos ocurren, el ser humano tiene la elección de utilizar dos tipos de explicaciones, cada una de las cuales genera respuestas y acciones claramente diferentes. Estos dos tipos de explicaciones se denominan: Explicaciones tranquilizadoras y
explicaciones generativas.

¿Cuántas veces en tu día a día, en tu entorno de trabajo, familia, pareja, amigos, utilizas explicaciones del tipo: “Si él/ella me hubiera dicho…”, “Si me hubieran facilitado…”, “Me tendrían que haber dicho que…”, “No tengo tiempo para…”, “Resulta muy difícil en mi situación…”, “Yo soy así”, “La gente es egoísta”, etc..
¿Qué efecto buscas cada vez que te dices ésto? Algo tan sencillo como declararte no responsable de lo que te sucede a tí o en tu entorno. Buscas argumentos y motivos externos a tí que justifiquen tu “incapacidad” para ofrecer o generar una respuesta diferente. Cuando en tu comunicación y tu relación con otra persona hay algo que falla, que no te gusta, que te gustaría que fuera diferente pero no haces nada para generar una realidad diferente, lo que haces es echarle la culpa al otro, tú te quedas quieto y a partir de ese momento, te conviertes en víctima y los demás son…unos indeseables cuanto menos. La ventaja que puede tener esta posición es que te mantiene en tu zona de confort, repitiendo aquellos comportamientos que ya conoces o con los que te sientes bien, seguro.

Cuando te enfrentas a un problema y asumes el poder que tienes para generar cambios en tu comunicación y relación con el otro, te transformas en protagonista de tu decisión y de los resultados que obtienes con ello. Es cierto que el punto de partida es ser consciente del poder que tienes y para qué quieres utilizarlo, porque difícilmente podrás utilizar aquello que no sabes que tienes o que existe. En tus manos está la decisión de qué tipo de persona quieres ser; y esto es independiente de la actitud o el comportamiento de los demás. Las ventajas que tiene asumir la responsabilidad de tus acciones son infinitas desde el momento en que tomas conciencia del poder que tienes para dar una respuesta diferente independientemente de la invitación del otro, transformándote en un ser más autónomo y con una vida más plena.

Hay personas que prefieren continuar en su zona de confort y ser víctimas del mundo y la gente que les rodea que comenzar por reconocer sus incapacidades para hacer frente a los problemas a los que se enfrentan.

El proceso de coaching ayuda a revisar nuestras opiniones de nosotros mismos y de los demás y a darnos explicaciones generativas en las que el único protagonista de lo que decides ser como persona en tu vida reside en ti.

Y tú, ¿Qué tipo de persona quieres ser: Víctima o Responsable?

“ESO DEPENDE DE TI. LA SOLUCIÓN… ESTÁ EN TUS MANOS!”
Fragmento de un cuento Zen
Lola Lotero (19 Posts)

Formador y Coach Profesional
654.94.62.44
lola.lotero@tuenaccion.es
www.tuenaccion.es



 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: